Si observas la Guía para Quality Raters en el proceso de creación de tus contenidos, estarás más cerca de conseguir tus objetivos.

Si observas la Guía para Quality Raters en el proceso de creación de tus contenidos, estarás más cerca de conseguir tus objetivos.

Guia para Quality Raters Google

¿Qué son los Quality Raters?

Los Quality Raters son individuos enmarcados en el programa de calidad de búsqueda de Google que, siguiendo una guía editorial unificada (la Guía para Quality Raters) clasifican las páginas que visitan.

Estas visitas (sería más adecuado decir inspecciones) se hacen bajo unas premisas específicas que pueden afectar mucho a la vida de un sitio web, ya sea por darle la mayor relevancia o considerarla spam o incluso un peligro para el visitante.

Es decir, que una de estas inspecciones puede darte o quitarte puntos de caras a tus objetivos online.

¿Cómo eludir penalizaciones manuales?

La mejor manera de publicar u optimizar sitios web, a sabiendas que afrontamos exámenes automáticos y eventuales penalizaciones (los célebres updates de Google) o incluso la visita de uno de estos Quality Raters, es conocer su guía editorial.

Qué menos para no sufrir que conocer los parámetros que nos harán atractivos y promocionables o sospechosos y eventual blanco de penalizaciones manuales.

Salir de una penalización manual

No es tarea fácil, aunque las causas que te lleven a ella serán probablemente claras y explicadas; eso al menos si comparamos una penalización manual (gestionada por una persona, un/a Quality Rater) con una penalización algorítmica, es decir, las que impone el cerebro de Google de forma automática.

Las automáticas suelen ser de mal diagnóstico, hay que analizar, contrastar, puede requerir mucho experimento acierto/error.
En el caso de las penalizaciones manuales (humanas) vamos a tratar con una persona. Esta persona seguirá unos criterios estandarizados, a pesar de lo cual seguimos teniendo una persona y no una máquina, por lo que dependiendo del individuo que nos toque habrá que convencerle/a de que todo está subsanado a su entera satisfacción.

No puedo entrar al detalle porque cada penalización es un mundo, pero sí hay un buen consejo general:

No hagas perder el tiempo a un/a Quality Rater: arregla lo que sea y no solicites revisión hasta que la lista de arreglos esté completa y acorde a la Guía.

¡Prevenir antes que curar! Para que puedas estudiarte la Guía para Quality Raters a fondo: